Lo que debes saber:

Análisis y parámetros para la fijación del perjuicio moral en Colombia

Aprovechando el análisis realizado por el Consejo de Estado en sentencia del 5 de julio de 2016 en fallo de responsabilidad, que cursó en aquella instancia por la muerte de un ciudadano en manos del ejército, providencia en la que el máximo tribunal recordó que las fuerzas armadas no tienen patente de corso para atentar contra la integridad y la vida de las personas, aun cuando se demuestre que éstas realizan o han realizado actividades contrarias al ordenamiento jurídico, a menos que ello se haga en cumplimiento de una labor de legítima defensa la cual, en todo caso, debe estar mediatizada por un criterio de proporcionalidad.

Luego de tal consideración el Consejo de Estado, acudiendo a la discrecionalidad en la fijación de los perjuicios morales, determinó para la fijación de tal perjuicio los siguientes parámetros:

  1. La indemnización del perjuicio se hace a título de compensación, pues “… la suma establecida no se ajustará nunca al monto exacto del perjuicio, pero buscará, de alguna manera, restablecer el equilibrio roto con su ocurrencia… mas no de restitución ni de reparación …[1]
  2. La tasación debe realizarse con aplicación del principio de equidad previsto en el artículo 16 de la Ley 446 de 1998
  3. La determinación del monto debe estar sustentada en los medios probatorios que obran en el proceso y que están relacionados con las características del perjuicio; y
  4. Debe estar fundamentada, cuando sea el caso, en otras providencias para efectos de garantizar el principio de igualdad[2] .

En esa línea interpretativa, se enfatiza en la estudiada sentencia que la Sala Plena de la Sección Tercera del Consejo de Estado unificó su jurisprudencia[3] frente a la indemnización por el daño moral surgido de la muerte de un familiar y estableció que, por regla general, los cónyuges o compañeros permanentes, y también los parientes en el primer grado de consanguinidad  padres e hijos, tienen derecho a una indemnización equivalente a 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes al momento de la firmeza de la sentencia, a título de indemnización de perjuicios por el daño moral padecido por el deceso del allegado. Los parientes en el segundo grado de consanguinidad como es el caso de los hermanos, por su parte, tienen derecho a una indemnización equivalente a 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes para el momento de la ejecutoria del fallo. Las relaciones afectivas no familiares –terceros damnificados– que se encuentran en el quinto grado, tienen derecho a una indemnización equivalente a 15 salarios mínimos legales mensuales vigentes al momento de la ejecutoria de la sentencia.

Por otro lado, Derechotk.com, con el ánimo de ahondar más en lo que respecta a la reparación del perjuicio moral en Colombia, dispone de jurisprudencia y documentos oficiales en los cuales se aborda este tema, compendio que puede ser tenido en cuenta para la interposición de medios de control como el de reparación directa (VER COMPENDIO).

CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCIÓN TERCERA – SUBSECCIÓN “B” CONSEJERO PONENTE: DANILO ROJAS BETANCOURTH BOGOTÁ D. C., CINCO (5) DE JULIO DE DOS MIL DIECISÉIS (2016) EXPEDIENTE: 36 604 RADICACIÓN: 5200-12-33-1000-2006-01616-01

By: anfequisa, imagen vía: fan page del Mero tenerdor

[1] Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, sentencia del 6 de septiembre de 2001, C.P. Alier Eduardo Hernández Enríquez, radicación N.° 13232

[2] Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, sentencia del 8 de marzo de 2007, C.P. Mauricio Fajardo Gómez, radicación N.° 16205.

[3] Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera –en pleno–, sentencia del 28 de agosto de 2014, C.P. Jaime Orlando Santofimio Gamboa, número interno 26251, actor: Ana Rita Alarcón vda. de Gutiérrez y otros.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*