Lo que debes saber:

Aspectos importantes para tener en cuenta a la hora de determinar los honorarios de los abogados en Colombia.

El Consejo de Estado, en la sentencia en estudio asumió los conceptos de: (i) Poder (ii) Mandato (iii) Representación judicial (iv) Causales de terminación del mandato (v) y la revocación del poder, algunas figuras estas que se pasan a referir a continuación y que son importantes a la hora de asumir el tema álgido de las formas de cobrar los honorarios por parte de los abogados.

¿Qué es la representación judicial?

La representación judicial es una clase de mandato, que se manifiesta ante terceros a través del acto de apoderamiento[1], el cual no es más que una consecuencia del mandato con representación, entendido como aquel en el cual el mandatario, en desarrollo del encargo, obra por cuenta del mandante, es decir, poniendo de manifiesto que el acto jurídico realizado, lo hace a nombre de aquel. El apoderamiento u otorgamiento de poder-, es entonces un acto jurídico independiente del mandato mismo, en el cual se limitan los poderes del mandatario que actúa como representante del mandante y que está dirigido principalmente a los terceros con los que el mandatario se va a relacionar a nombre de aquel, quienes tienen interés en conocer los límites de las facultades que le han sido otorgadas para el cumplimiento del encargo; es por ello que para algunos casos, el legislador ha considerado necesario que el poder cumpla con ciertas formalidades ad solemnitatem o ad substantiam actus con finalidades de seguridad jurídica, sin las cuales no existirá ni podrán darse por radicadas las respectivas facultades en cabeza del mandatario, como es el caso de los poderes especiales que se confieren para la representación en un proceso judicial, los cuales, de acuerdo con lo establecido por el artículo 65 del C.P.C., deben otorgarse por escritura pública o por memorial dirigido al juez del conocimiento.

¿Qué es el Contrato de mandato?

El contrato de mandato, como lo define el artículo 2142 del Código Civil, es aquel en el que una persona –comitente o mandante- confía la gestión de uno o más negocios a otra –apoderado, procurador y en general mandatario-, que se hace cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera. Dicho mandato, puede ser gratuito o remunerado y en este último caso, “la remuneración es determinada por convención de las partes, antes o después del contrato, por la ley o por el juez” – art. 2143, ibídem-.

¿Causales de terminación del contrato de mandato?

El artículo 2189 del Código Civil, contempla las causales de terminación del contrato de mandato, estableciendo que el mismo finaliza por:

  1. El desempeño del negocio para que fue constituido;
  2. La expiración del término o por el evento de la condición prefijados para la terminación del mandato
  3. La revocación del mandante
  4. La renuncia del mandatario
  5. La muerte del mandante o del mandatario
  6. La quiebra o insolvencia del uno o del otro; vii) la interdicción del uno o del otro y por
  7. Las cesaciones de las funciones del mandante, si el mandato ha sido dado en ejercicio de ellas

¿Sistemas de cobro de honorarios de abogados?

  1. Mediante el pacto de una suma fija, pagadera en tres contados: un 50% a la firma del poder, un 30% durante el trámite y el 20% restante al terminar la gestión, o de acuerdo con lo pactado entre el abogado y el interesado.
  2. cuota Litis, la cual “consiste en una participación económica, deducible por el abogado de los resultados económicos del proceso. Por lo general, esta cuota asciende al cincuenta por ciento (50%) cuando el interesado apenas firma el poder y todo lo demás (viáticos, notificaciones, copias, etc.) corre por cuenta del abogado. De todas maneras depende de un acuerdo suscrito entre el abogado y el poderdante, teniendo en cuenta factores como los riesgos del proceso, la interposición de recursos, etc.”, y
  3. Mediante un sistema mixto, consistente en “una suma fija y una participación en los resultados económicos favorables del proceso. Las costas judicialmente señaladas corresponden al cliente salvo estipulación contraria verbal o escrita, pero integran la base para fijar la cuota Litis”.

¿Cuándo es falta disciplinaria el cobro excesivo de un abogado?

La Corte Constitucional en Sentencia T-1143 de 2003, consagró que el cobro desproporcionado de honorarios solo es falta disciplinaria cuando el profesional se aprovecha de la necesidad, ignorancia o inexperiencia del cliente, debiéndose esbozar claramente los motivos por los cuales se consideró probada la ventaja obtenida por el abogado frente al vulnerado poderdante, estipulando unos criterios jurídicos que deben ser evaluados al momento de sancionar a un abogado por el tipo disciplinario de referencia, que son: a. El trabajo efectivamente desplegado por el litigante; b. El prestigio del mismo; c. La complejidad del asunto; d. El monto o la cuantía; y, e. La capacidad económica del cliente. Ver sentencia (Consejo Superior Judicatura, Sentencia 11001110200020130645701, 09/09/2015, M.P. Wilson Ruiz Orejuela).

VER COMPENDIO DE SENTENCIAS AL RESPECTO.

By:anfequisa, imagen via: Dreamstime

[1]Se distinguen claramente el mandato y el acto de apoderamiento, así éste sea una consecuencia de aquél, para significar que el primero por sí no confiere la representación del mandante y que el segundo es autónomo e independiente. De ahí que se hable de la coexistencia de dos actos jurídicos, uno bilateral, el mandato, y otro unilateral, el acto de procuración. (…). Desde luego que en los casos en que el mandato contiene el acto de apoderamiento o se encuentra anejo al mismo y se exija cierta formalidad, la solemnidad aflora no porque el contrato de mandato sea solemne, sino por ser representativo”. Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil, sentencia 140 del 12 de diciembre de 2007, referencia: C-0500131030142000-00310-01, M.P. Jaime Alberto Arrubla Paucar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*