Lo que debes saber:

Como se prueba el pago de la entidad en la acción de repetición

El Consejo de Estado, en adelante (CE), al fallar proceso en el cual la nación, fue declarada responsable por la muerte violenta de un ciudadano a manos de un exteniente de la Policía y que como consecuencia de este hecho, la administración tuvo que pagar cerca de $ 200 millones de pesos en cumplimiento a la sentencia condenatoria.

Hecho anterior que ante la posibilidad de repetir en contra del posible responsable directo, la Policía Nacional en efecto repitió en contra de su antiguo subalterno para que este reintegrara dichas sumas de dinero. En este caso el CE, recordó que la prosperidad de la acción de repetición está sujeta a que se acrediten los siguientes requisitos:

  • a) La existencia de una condena judicial o de un acuerdo conciliatorio que impuso a la entidad estatal demandante el pago de una obligación
  • b) Su pago efectivo
  • c) Que la demanda se haya interpuesto en tiempo
  • d) La ccalidad del demandado como agente o ex agente del Estado
  • e) la culpa grave o el dolo en la conducta del demandado y
  • f) que esa conducta dolosa o gravemente culposa hubiere sido la causante de la obligación económica

En ese mismo sentido en el trámite de la acción de repetición  encontró el CE que la Policía adjuntó, a la demanda de repetición, un acto administrativo mediante el cual se ordenaba el pago de las condenas impuestas dentro del caso anteriormente señalado. Mediante este documento, se pretendía acreditar la materialización del pago por parte de la entidad a la familia del occiso.

Así las cosas, esta instancia judicial citando la jurisprudencia de la misma Corporación[1] precisó que: ‘(…) la mera certificación, constancia o manifestación que expide el deudor aseverando que realizó el pago, no es prueba idónea y suficiente del mismo, dado que en esos eventos se carece de la constancia de recibo, consignación, paz y salvo, comprobante de egreso o cualquier documento que demuestre que el beneficiario de la indemnización recibió efectivamente su valor, o la declaración o manifestación de éste respecto de que realmente le fue cancelado el valor de la misma[2][3] (Subrayas del original, negrillas adicionadas).

CONSEJO DE ESTADO. SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO. SECCIÓN TERCERA. SUBSECCIÓN A. CONSEJERA PONENTE: MARTA NUBIA VELÁSQUEZ RICO. BOGOTÁ, D.C., CATORCE (14) DE SEPTIEMBRE DE DOS MIL DIECISÉIS (2016). RADICACIÓN NÚMERO: 05001-23-31-000-1998-01494-01(43353) 

By: anfequisa, imagen vía Derecho Público – blogger

[1] Sentencia fechada el 26 de mayo de 2016 proferida por esta Subsección, dentro del expediente 25000-23-26-000-2004-02031-01 (39.795).

[2] Original de la cita: “A juicio de la Sala, los documentos provenientes del propio deudor afirmando haber realizado el pago, no constituyen prueba suficiente para acreditarlo, máxime si se tiene en consideración la trascendencia que reviste el pago efectivo y total -no sólo como presupuesto material de la sentencia estimatoria, sino, incluso, para los efectos mismos de computar el término de caducidad-, cuando se trata de instaurar una acción de repetición, buscando real y seriamente la prosperidad de las pretensiones esgrimidas en la demanda. Sentencia de 4 de diciembre de 2006, expediente: 16887”.

[3] Original de la cita: “Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, Subsección C, sentencia de 24 de julio de 2013, exp. 46.162; M.P. Dr. Jaime Orlando Santofimio Gamboa”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*