Lo que debes saber:

Consejo de Estado aclara los términos para el agotamiento de la conciliación como requisito de procedibilidad en lo contencioso administrativo

El Consejo de  Estado luego de analizar los presupuestos del valor de las copas simples en la jurisdicción contenciosa administrativa, recabó en la conciliación como requisito de procedibilidad, de tal manera la Corporación se refirió a lo expresado en el artículo 21 de la Ley 640 de 2001, en concordancia con el numeral c) del artículo 3º del Decreto 1716 de 2009, que claramente señala que el término de caducidad se suspende hasta por tres meses contados a partir de la presentación de la solicitud de conciliación prejudicial. Cumplido dicho lapso se reanuda el conteo sin importar si la diligencia pudo llevarse a cabo o si el trámite conciliatorio se logró surtir a cabalidad.

Al respecto la sentencia cita el Auto de 27 de abril de 2016, que respecto del tema objeto de estudio expresó:

“Cabe resaltar que el hecho de que la actora no tuviera en su poder la constancia referida no la imposibilitaba para acceder a la Administración de Justicia, ya que la Ley le permite tener por cumplido el requisito de procedibilidad cuando el trámite de la conciliación prejudicial no se puede completar dentro de los tres meses establecidos en el ordenamiento jurídico, ya sea porque no se logró celebrar la audiencia de conciliación en dicho lapso o porque la Procuraduría no expidió las constancias en tiempo

La frase «lo que ocurra primero» consagrada en la parte final del artículo 21 de la Ley 640 de 2001, precisamente se estableció para ponerle un límite temporal a la suspensión del término de caducidad originada en la conciliación prejudicial y para evitar que el acceso a la Administración de Justicia se viera afectado eventualmente por la tardanza en el trámite de dicho requisito de procedibilidad ante la Procuraduría General de la Nación, por ello, cumplidos los tres meses a que se refiere la norma en comento, reinicia el computo del término de caducidad sin importar si está pendiente la celebración de la audiencia o la expedición de las constancias de no conciliación y el solicitante queda habilitado para instaurar la demanda correspondiente.[1] (Negrillas y subrayas fuera del texto original)

En el caso concreto expresa el Consejo de Estado que el trámite conciliatorio ante el Ministerio Público no puede surtirse dentro del término referido, no es de recibo exigirle a la parte actora que acredite el cumplimiento del requisito de procedibilidad con documento diferente a la solicitud de conciliación, pues es el único que tiene a su alcance en ese momento, teniendo en cuenta las circunstancias particulares de lo ocurrido en la etapa de conciliación prejudicial.

Con todo, la máxima instancia administrativa manifiesta que en los casos en los que no es posible presentar la constancia de que trata el artículo 2º de la Ley 640 de 2001, documento con el cual generalmente se acredita el cumplimiento del requisito de procedibilidad, le es exigible al juez en caso de duda acerca del cumplimiento del trámite conciliatorio, proferir un auto previo a la admisión y requerir al Ministerio Público para que explique lo sucedido y si es del caso, remitir las constancias a que hubiere lugar antes de rechazar la demanda.

CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCIÓN PRIMERA Bogotá, D. C., catorce (14) de julio de dos mil dieciséis (2016). CONSEJERA PONENTE: MARÍA ELIZABETH GARCÍA GONZÁLEZ. REF: Expediente núm. 13001233300020150050201

By: anfequisa, imagen via:almempresas.com

[1] Expediente 08001-23-33-004-2015-00028-01. Magistrada Ponente María Elizabeth García González. Actor: I.P.S. Clínica Porvenir S.A

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*