Lo que debes saber:

El contrato realidad y su configuración

El Contrato realidad, es aquel contrato que no se formalizó, pero se tienen en cuenta los hechos y circunstancias que se presenten en las actividades laborales desarrolladas por el trabajador, sin darle importancia a lo estipulado de forma verbal o a lo que se haya convenido en un contrato no laboral. Se ha determinado que existe otra modalidad de contrato de trabajo, y este es el contrato realidad, que hace parte de los contratos de trabajo según la forma, (Ochoa, Silvia, & Sarmiento, 2015). El contrato realidad tiene su sustento en la Constitución Nacional, en la jurisprudencia, en la ley laboral y en la doctrina.

Configuración del contrato realidad.

El contrato realidad es aquel que, aunque no se definió inicialmente, ni formalizó, la ley considera que existe por la naturaleza misma de las actividades desarrolladas por el trabajador. El principio de la primacía de la realidad sobre las formas es el elemento sustancial para llegar a concluir que un contrato de prestación de servicios es en la práctica un contrato de trabajo. En tal sentido, logrando demostrar la actividad personal, la remuneración y la continuada subordinación del contratista frente a la entidad contratante, o dicho de otra manera, del trabajador frente al empleador, es posible que un trabajador obtenga los beneficios de las leyes laborales que al respecto se aplican en Colombia (Ochoa, Silvia, & Sarmiento, 2015)

(J.A., Cubides, 2010), al indicar: “tienen en la jurisprudencia la luz al final del camino que les servirá de tabla de salvación para que las interpretaciones hechas por los jueces puedan responder en el futuro fallos verdaderamente relevantes, en términos de justicia y equidad para el empleado y el empleador” (p.438). Considera que ha sido determinante el papel de la jurisprudencia para determinar la realidad en las relaciones individuales de trabajo.

Frente al tema objeto de estudio la jurisprudencia sobre los contratos de prestación de servicios que se convierten en contratos de trabajo, data del año 1993, en ese sentido se tiene también una de las primeras sentencias que al respecto tuvo la (Corte Constitucional, 1994) en relación al llamado contrato realidad:

Primacía de la realidad sobre formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones laborales. El derecho opera en la realidad, y tiende exclusivamente hacia ella. Lo real siempre tiene primacía, pues de no ser así, jamás se concretarían en el mundo jurídico las libertades del hombre. No es posible que las formalidades establecidas por los sujetos lleguen a obstruir los beneficios reales para el trabajador y la realidad misma del derecho al trabajo.  Y es lógico que así suceda, pues nunca lo substancial puede subordinarse a lo accidental, sino todo lo contrario: los accidentes deben definirse cada vez más por lo sustancial, en lugar de anular la realidad. De no ser así operaría un desorden jurídico, contrario al orden jurídico que inspira la carta política.

Como consecuencia, de lo anteriormente expuesto se tiene que la configuración del contrato realidad se da cuando el principio de  primacía de la realidad demuestra que un trabajador que es vinculado mediante un contrato de prestación de servicios, realmente es un empleado, teniendo en cuenta sus obligaciones con la organización y la rutina laboral que desempeña en el cumplimiento de las funciones por las cuales fue contratado (Osorio & Zota Correa, 2016).

COMPENDIO INFORMACIÓN, DOCTRINA Y JURISPRUDENCIA ACERCA DEL CONTRTO REALIDAD 

By: anfequisa, imagen via: blog derecho laboral johan sebastian guevara velasquez



Atehortúa, C. A., Hernández, A., & Ospina, J. (2010). Temas en Contratos Estatales. Bogotá: Biblioteca Jurídica Dike.

Benavides, J. L. (diciembre de 2010). Contrato de prestación de servicios. Difícil delimitación frente al contrato realidad. Revista Derecho del Estado n.º 25, 99-103.

Consejo de Estado, 17001-23-31-000-1999-0039-01(IJ). (Consejo de Estado 18 de noviembre de 2003).

Corte Constitucional, Sentencia No. C-023/94 (Corte Constitucional 27 de enero de 1994).

Corte Constitucional, Sentencia C-665/98 (Corte Constitucional 12 de noviembre de 1998).

Corte Constitucional, C-094/03 (Corte Constitucional 11 de febrero de 2003).

Corte Constitucional, Sentencia T-018/16 (Corte Constitucional 29 de enero de 2016).

Figueroa, G. G. (2002). Teoría General del Derecho Laboral (Quinta edición ed.). Editorial Leyer.

J.A., Cubides. (2010). El contrato realidad a la luz de la jurisprudencia relevante en Colombia y Venezuela. Revista derecho del trabajo.

Ochoa, D., Silvia, A., & Sarmiento, J. (2015). Actividades y uso del tiempo de las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan en Colombia. Revista Civilizar Ciencias Sociales y Humanas, 15(29), 149-162.

Osorio, A. M. (2012). Aplicación de la primacía de la realidad sobre la formalidad en los contratos de trabajo. Pensamiento American, 11-13.

Osorio, H. C., & Zota Correa, E. (27 de 10 de 2016). Contrato realidad: factor de vulneración de acceso a los elementos del derecho fundamental al trabajo. (R. I. Arboleda, Ed.) 13,14.

Presidente de la República de Colombia. (21 de Enero de 1999). Decreto 150 de 1999. Por medio del cual se reglamenta la Ley 388 de 1997. Colombia

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*