Lo que debes saber:

El llamamiento en garantía en la jurisdicción contencioso administrativa.

El llamamiento en garantía es una figura jurídica a través de la cual se puede en un proceso judicial hacer parte de él a otro sujeto, un tercero, el cual por sus características puede tener la obligación de cumplir en un caso dado con la condena.

En el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo El artículo 225 de la Ley 1437 de 2011, reguló el tema del llamamiento en garantía en cuanto a su procedencia, requisitos de la solicitud y término para responderlo; el artículo 226 se refiere a los recursos procedentes contra las decisiones sobre intervención de terceros y el artículo 227, por su parte, en cuanto a lo no regulado sobre el tema en esta ley, remite al Código de Procedimiento Civil.

Con todo lo anterior, es claro que la Ley 1437 de 2011 no estableció término alguno en el  cual deba realizarse la notificación al llamado en garantía, razón por la cual debe acudirse a lo normado para tal efecto en el artículo 56 del Código de Procedimiento Civil. Precepto normativo que establece que “…el proceso se suspenderá desde la admisión de la denuncia hasta cuando se cite al denunciado y haya vencido el término para que éste comparezca; la suspensión no podrá exceder de noventa días.”

Con todo lo anterior, frente al tema del llamamiento en garantía en sede administrativa el Consejo de Estado ha expresado:

“Esta Corporación ha señalado  que de acuerdo con los artículos 56 y 57 del C.P.C., el término de suspensión del proceso tanto en la denuncia del pleito como en el llamamiento en garantía, tiene por objeto lograr la citación del denunciado o llamado; la suspensión del término opera desde la fecha en que la denuncia o llamamiento se admite, hasta que se venza el plazo para que el denunciado o llamado, una vez citado, comparezca, siempre y cuando la suspensión no supere los 90 días.

“Ahora bien, dicho término tiene carácter preclusivo, de allí que, vencido el mismo, el proceso debe continuar, y si no fue posible vincular al llamado dentro de la mencionada oportunidad, ya no será posible hacerlo[1].

Sobre el particular, esta Corporación señaló lo siguiente[2]:

Una vinculación extemporánea de la persona llamada en garantía, genera que respecto de ella no pueda proferirse un pronunciamiento de mérito, pues precisamente se puede pregonar que no fue debidamente vinculada al proceso.

Aunado a lo anterior, resulta pertinente referir la siguiente precisión doctrinal[3]:

“… con la nueva redacción que se impartió al artículo 56 se eliminó la frase que empleaba el texto reformado donde señalaba que el proceso se paralizaba por tres meses y que si vencido el mismo no se había efectuado la citación se reiniciaba pero “sin perjuicio de que siempre se lleve a efecto la citación”, cualificación que generó una amplísima polémica doctrinal, ahora totalmente superada debido a que con la supresión de la frase en mención quedó nítidamente establecido que el plazo para vincular al denunciado es preclusivamente ese, y si vence sin que se haya hecho la notificación no se dará la misma, es decir queda inoperante la denuncia del pleito o el llamamiento en garantía, pues bien se sabe que todos estos aspectos se predican por igual en las dos figuras. [4] (…)”.

De lo expuesto, finalmente se puede llegar a concluir que el llamamiento en garantía es una figura que en sede judicial en materia contencioso administrativa, aplica por remisión normativa los preceptos jurídicos establecidos en el Código de Procedimiento Civil, mas no los del Código General del Proceso, que en su artículo 66 establece un término de seis (6) meses para su notificación, término que abiertamente supera el termino de 90 días contenido en el Código de Procedimiento Civil en el inciso segundo del artículo 56.

En tal sentido no debe pasarse por alto  la anterior publicación realizada por este Blawg titulada: El Código General del Proceso – CGP está vigente apara los procesos que cursan ante la jurisdicción contencioso administrativa. En ese orden de ideas se pone a disposición Auto Interlocutorio emitido por la  Sala Primera de Oralidad del Tribunal De Antioquia,  con Radicado:  05001-33-33-028-2012-00108-01,  del 30 de octubre de 2014 en el que esta instancia realizada en sede judicial un examen exhaustivo de la figura en estudio (Ver fallo aquí). 

Ver compendio de llamamiento en garantía (ver documentación aquí), diapositivas de autoría del Dr. Carlos José Mansilla Jáuregui

By: anfequisa, imagen vía: proccivil.blogspot.com 

[1]Consejo de Estado. Sección Tercera. Auto del 10 de octubre de 1996, Expediente No. 12032.

[2] Consejo de Estado. Sección Tercera. Sentencia del 5 de octubre de 1989. Expediente No. 4510-67.

[3] [3] LÓPEZ BLANCO, Hernán Fabio. Instituciones de Derecho Procesal Civil. Parte General. Tomo I. Séptima Edición. Dupré Editores. Bogotá. 1997.

[4] CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCIÓN TERCERA, SUBSECCIÓN A Consejera Ponente (E): GLADYS AGUDELO ORDÓÑEZ Bogotá, D.C., treinta y uno de marzo de dos mil once (2011) Radicación número:             76001-23-31-000-2008-01239-01 (39.116)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*