Lo que debes saber:

Fuero de maternidad no aplica en los contratos de prestación de servicios:Consejo de Estado.

embarazo1La Sección Cuarta confirmó la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Santander que negó el amparo de los derechos al trabajo, a la estabilidad laboral reforzada, a la salud y a la protección del nasciturus. Lo anterior, en consideración a que no existía una auténtica relación laboral, toda vez que la tutelante había suscrito un contrato de prestación de servicios con el DANE; además, precisó que la terminación del contrato se dio por el cumplimiento del plazo estipulado y no por razones del embarazo, que sólo fue comunicado a la entidad en los 15 días siguientes a su finalización, postulado este que va en contravia de lo psotulados acotados en reiteradas ocasiones por la Corte Constitucional, ejemplo de ello la sentencia  T- 126 de 2012 

Estima el consejo de Estado en la sentencia de estudio que el juez de tutela sólo puede intervenir para proteger el fuero de maternidad en los casos en que no se discuta la existencia de una relación laboral, bien sea por contrato de trabajo o por vinculación legal y reglamentaria. La protección a la maternidad, se insiste, es una cuestión propia de los casos en que no hay duda de la existencia del vínculo laboral entre el empleador y el trabajador… entre la demandante y el DANE no existió una relación laboral. Es más, la demandante ni siquiera cuestiona que su vinculación hubiese sido mediante contrato de prestación de servicios. El juez de tutela, entonces, no puede intervenir en este caso, pues, como se dijo, la intervención sólo procede cuando esté demostrado que existió una auténtica relación de trabajo. Como en este caso no existió una relación de trabajo y la demandante ni siquiera lo alegó, la acción de tutela es improcedente para la proteger los derechos invocados. En todo caso, debe precisarse que si bien la actora afirmó que la terminación del contrato obedeció a su embarazo, lo cierto es que no aportó ninguna prueba que así lo demostrara. Por el contrario, en el expediente hay prueba de que el DANE tuvo conocimiento del estado de embarazo… 15 días después de haberse terminado el contrato de prestación de servicios. Luego, no puede concluirse que el despido obedeció al estado de embarazo de la demandante y aunque se hubiere probado que la terminación obedeció al estado de embarazo, esa es una cuestión que tampoco incumbe al juez de tutela, sino al juez del contrato. En realidad, la Sala encuentra que la terminación del contrato se dio porque se cumplió el término por el que se había contratado el servicio. Es decir, que existió justa causa y obedeció única y exclusivamente a que el plazo contractual y la labor contrata se cumplieron”.

VER SENTENCIA.

[scribd id=180123581 key=key-2lovq47gnw4kzshcbevq mode=book]

ARGUMENTOS DE LA CORTE.

[information] Estabilidad laboral de mujeres en embarazo [/information]

Fuente: Boletin 132 del 18 de octubre, Consejo de Estado, imagen via:actualicese.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*