Lo que debes saber:

La Edad de retiro forzoso prevista en la Ley 1821 del 2016 es aplicable a trabajadores oficiales

El Departamento Administrativo de la Función Pública, DAFP, en concepto del 13 de febrero de 2017, precisó que teniendo en cuenta que, de acuerdo con lo previsto en el artículo 123 de la Constitución Política, los trabajadores oficiales son servidores públicos, la edad de retiro forzoso prevista en el artículo 1º de la Ley 1821 del 2016 les resulta aplicable.

De acuerdo a lo anterior y en vista de que por disposición constitucional, servidor público es toda persona que ejerce a cualquier título una función pública y, en tal virtud, ostentan dicha condición los miembros de las corporaciones públicas, empleados y trabajadores del Estado y de sus entidades descentralizadas territorialmente y por servicios, dentro de tal concepto se encuentran inmersos los trabajadores oficiales.

Ahora bien el citado concepto recuerda que la edad de retiro forzoso para los servidores públicos estaba consagrada en el Decreto Ley 2400 de 1968 y correspondía a 65 años. La edad de 70 años, prevista en la nueva disposición, solo rige a partir del 30 de diciembre del 2016, indicó la entidad.

Por su parte, La Ley 1821 de 2016 en el artículo 2º, establece:

“ARTÍCULO 2°. La presente ley no modifica la legislación sobre el acceso al derecho a la pensión de jubilación. Quienes a partir de la entrada en vigencia de la presente ley, accedan o se encuentren en ejercicio de funciones públicas podrán permanecer voluntariamente en los mismos, con la obligación de seguir contribuyendo al régimen de seguridad social (salud, pensión y riesgos laborales), aunque hayan completado los requisitos para acceder a la pensión de jubilación. A las personas que se acojan a la opción voluntaria de permanecer en el cargo, en los términos de la presente ley, no les será aplicable lo dispuesto en el parágrafo 3° del artículo 9° de la Ley 797 de 2003”.

Por su parte el parágrafo 3 del artículo 9 de la Ley 797 de 2003 expresa:

“PARÁGRAFO 3. Se considera justa causa para dar por terminado el contrato de trabajo o la relación legal o reglamentaria, que el trabajador del sector privado o servidor público cumpla con los requisitos establecidos en este artículo para tener derecho a la pensión. El empleador podrá dar por terminado el contrato de trabajo o la relación legal o reglamentaria, cuando sea reconocida o notificada la pensión por parte de las administradoras del sistema general de pensiones.

Transcurridos treinta (30) días después de que el trabajador o servidor público cumpla con los requisitos establecidos en este artículo para tener derecho a la pensión, si este no la solicita, el empleador podrá solicitar el reconocimiento de la misma en nombre de aquel.

Lo dispuesto en este artículo rige para todos los trabajadores o servidores públicos afiliados al sistema general de pensiones”.

De lo anterior se concluye que la Ley 1821 no modificó la legislación sobre el acceso a la pensión de jubilación y prescribe que quienes a partir de su entrada en vigencia se acojan a la opción voluntaria de permanecer en el cargo no les será aplicable lo dispuesto en el parágrafo 3 del artículo 9 de la Ley 797 del 2003, es decir, aplicar justa causa para terminar el vínculo por cumplir requisitos para tener derecho a pensión.

Así las cosas, aclaró la entidad, quienes tengan los requisitos para acceder a la pensión pueden permanecer voluntariamente en el cargo, siempre que se realicen las respectivas cotizaciones a seguridad social.

DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA. DAFP, CONCEPTO 26611, FEB. 13/17

By: anfequisa, imagen vía: El País Cali

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*