Lo que debes saber:

La reclamación laboral no suspende la prescripción

A todas luces tratándose de un tema de interpretación meta jurídica, ello en razón a que usualmente se confunde la suspensión con la interrupción de la prescripción, en esta sentencia del 28 junio de 2017, la Corte Suprema de Justicia, Sala Laboral, recordó que el instituto de la prescripción y su interrupción en materia laboral se encuentra regulado en los artículos 488 y 489 del Código Sustantivo del Trabajo, que disponen:

“(…) ARTICULO 488. REGLA GENERAL. Las acciones correspondientes a los derechos regulados en este código prescriben en tres (3) años, que se cuentan desde que la respectiva obligación se haya hecho exigible, salvo en los casos de prescripciones especiales establecidas en el Código Procesal del Trabajo o en el presente estatuto.

 ARTICULO 489. INTERRUPCION DE LA PRESCRIPCIÓN. El simple reclamo escrito del trabajador, recibido por el empleador, acerca de un derecho debidamente determinado, interrumpe la prescripción por una sola vez, la cual principia a contarse de nuevo a partir del reclamo y por un lapso igual al señalado para la prescripción correspondiente (Subrayas y negrillas fuera del texto).

Consecuente con lo anterior, menciona esta instancia además que el artículo 151 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social también se ocupa de la figura de la prescripción y su interrupción en los siguientes términos:

“(…) ARTICULO 151. PRESCRIPCIÓN. Las acciones que emanen de las leyes sociales prescribirán en tres años, que se contarán desde que la respectiva obligación se haya hecho exigible. El simple reclamo escrito del trabajador, recibido por el {empleador}, sobre un derecho o prestación debidamente determinado, interrumpirá la prescripción, pero sólo por un lapso igual (…)”

En tal sentido la una vez citados los depuestos preceptos la Sala consideró que los mismos no contienen un defecto lógico o un vacío en punto a las consecuencias del simple reclamo realizado al empleador, que obligue al juez a remitirse a disposiciones civiles, por la potísima razón de que ellos regularon íntegramente los efectos de esta figura y, al hacerlo, solo le atribuyeron el poder de interrumpir la prescripción, esto es, que el término que esté corriendo «principia a contarse de nuevo a partir del reclamo y por un lapso igual al señalado para la prescripción correspondiente».

Por tal motivo, no puede predicarse una laguna normativa en el texto del artículo 151 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social o 489 del Código Sustantivo del Trabajo, toda vez que, se repite, estas disposiciones se ocuparon, de lleno o íntegramente, de los efectos del simple reclamo, dentro de los cuales no se contempla la suspensión del término, sino su conteo de nuevo y por una sola vez.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. MAGISTRADA PONENTE: CLARA CECILIA DUEÑAS QUEVEDO. SENTENCIA. SL9373-2017.RADICACIÓN N.° 52919.ACTA 23. BOGOTÁ, D. C., VEINTIOCHO (28) DE JUNIO DE DOS MIL DIECISIETE (2017).

By: anfequisa, imagen vía: Wikipedia

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*