Lo que debes saber:

Las peticiones masivas y análogas se pueden resolver con un escrito general.

Al resolver la revisión de acción de tutela interpuesta por un sindicalista que ejercía labores para el distrito de Bogotá, la Corte Constitucional al examinar el caso de las peticiones masivas y entendiendo que en el caso objeto de estudio hubo otras 8516 peticiones en el mismo sentido, el tribunal sensor de la constitución expresó que la notificación personal de la respuesta forma parte del núcleo esencial del derecho de petición. Sin embargo, en caso de peticiones masivas elaboradas en un mismo formato y referidas a una misma materia, la administración puede responder con un escrito general, siempre y cuando se cumpla con los requisitos que garanticen a los peticionarios conocer la respuesta, tales como:

“(…)

1)  que exista un alto número de peticiones elevadas por personas distintas acerca del mismo punto, y que ellas estén formuladas con el mismo formato y los mismos argumentos, de tal manera que se pueda presumir que hay una organización formal o informal que coordina e impulsa esas solicitudes;

 2) que se dé suficiente publicidad al escrito de respuesta, de tal  manera que se garantice efectivamente que los peticionarios directos puedan tener  conocimiento de la contestación brindada;[1]

3) que se notifique de la respuesta a las directivas de las organizaciones  que han impulsado y coordinado la presentación de miles de solicitudes del mismo corte o, en el caso de que se trate de organizaciones informales, a los líderes de ellas que se puedan identificar; y

4) que el escrito de respuesta aporte los elementos necesarios para que cada uno de los peticionarios pueda conocer que en el documento se le está dando respuesta a su solicitud personal, bien sea porque en el escrito se mencionen los nombres de cada uno de los solicitantes o bien porque la respuesta se dirige hacia grupos u organizaciones que permitan individualizar a los destinatarios de la contestación.  (…)”

En ese sentido y poniendo de presente que la fecha de la providencia es anterior a la vigencia del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, por razones apenas lógicas retoma importancia  lo preceptuado en el artículo 22 del precitado código a cuyo tenor expresa en lo referente a peticiones masivas análogas lo siguiente:

“(…) Artículo  22. Organización para el trámite interno y decisión de las peticiones. Las autoridades deberán reglamentar la tramitación interna de las peticiones que les corresponda resolver, y la manera de atender las quejas para garantizar el buen funcionamiento de los servicios a su cargo.

Cuando más de diez (10) ciudadanos formulen peticiones de información análogas, la Administración podrá dar una única respuesta que publicará en un diario de amplia circulación, la pondrá en su página web y entregará copias de la misma a quienes las soliciten. (Subrayas y negrillas fuera del texto original).

(Corte Constitucional. Sentencia T-466 de 2004, Magistrado ponente: Dr. Manuel José Cepeda Espinosa)

VER SENTENCIA.

[scribd id=237570279 key=key-14qQ3murA4g1nai9VQ3w mode=scroll]

PRECEDENTE JUDICIAL VINCULANTE.

[attention] Análisis de la situación descrita desde la perspectiva de la jurisprudencia de la Corte Constitucional sobre el derecho de petición. [/attention] [attention] Requisitos peticiones masivas [/attention]

SENTENCIA RELACIONADA.

Sentencia T-508 de 2007.

 By: anfequisa, imagen via: 123rf.com 

[1]En la sentencia T-079 de 1998, M.P. Jorge Arango Mejía, ya se había autorizado que la respuesta  a un derecho de petición elevado por cientos de personas fuera notificada a través de los medios o de su exposición en lugares públicos. La sentencia trata sobre un derecho de petición presentado en un municipio por múltiples personas. La petición no contenía ninguna dirección y el alcalde decidió fijar copia de la respuesta en la alcaldía y en la Oficina de Planeación. La Corte consideró que con esta actividad no se había satisfecho la exigencia de dar a conocer la respuesta a los peticionarios. Por eso, señaló que el alcalde debía actuar en forma más diligente para que su respuesta pudiera ser conocida por los peticionarios. Al respecto se expresó:_“El Alcalde podrá utilizar medios escritos, como carteles puestos en lugares especialmente visibles, en los municipios de Funza, Madrid y Mosquera, y publicados en periódicos locales, etc.; medios radiales, por ejemplo, programas institucionales o dirigidos a la comunidad, sobre los que se tenga certeza de que son ampliamente escuchados. Es decir, el medio o los medios escogidos por el Alcalde, deben lograr que los peticionarios se enteren del contenido de la resolución de su solicitud.”