Lo que debes saber:

Problemas derivados del estancamiento del llamamiento en garantía en el Código General del Proceso, Ley 1564 de 2012 (Julio 12) y su aplicación en el CPACA.

Citando al autor Miguel Enrique Rojas Gómez en su obra “Los apoderados judiciales y la metamorfosis del concepto de tercero”el doctrinante en lo que respecta al llamamiento en garantía ha expresado:

Estancamiento del proceso por causa del llamamiento en garantía

Como el llamado en garantía generalmente debe ser notificado en forma personal (CGP, art. 290), diligencia que exige una actividad que puede durar algún tiempo (CGP, arts. 291 y 292), el proceso no puede avanzar hasta tanto se logre la notificación, para que el llamado pueda participar en el debate procesal y le sea oponible lo que se resuelva en el fallo.

Claro está que el proceso no debe permanecer estancado indefinidamente. Admitida la demanda que contiene el llamamiento, el llamante debe proceder de inmediato a realizar las gestiones encaminadas a la notificación personal del llamado (CGP, art. 291 y 292), y para compelerlo a cumplir dicha carga el juez debe conminarlo con la advertencia de aplicar en su contra el desistimiento tácito (CGP, art. 317), de modo que su renuencia pueda llevar a la total ineficacia del llamamiento en garantía. Y en todo caso, aunque el juez no requiera al llamante para que cumpla la carga que le corresponde, el llamamiento deviene ineficaz si la notificación personal del llamado no se logra dentro de los seis meses siguientes a la admisión de aquel (CGP, art. 66-1).

Nótese que la ineficacia del llamamiento por el transcurso del término señalado sin alcanzar la notificación del llamado es automática, y que dicho plazo está definido en meses, lo que significa que es indiferente la interposición de días inhábiles como los de las vacaciones colectivas, circunstancia que debe entenderse implícitamente prevista por el legislador. En cambio, los ingresos del expediente al despacho mientras corre dicho término sí pueden tener impacto en el conteo, pues no sería legítimo dejarlo sujeto a la manipulación del juzgado. Si la entrada del expediente al despacho fuera indiferente respecto del término para lograr la notificación del llamado, el juzgado contaría con un camino fácil para cercenar el acceso a la justicia haciendo nugatorio el llamamiento. Así, por ejemplo, si del plazo previsto el expediente permanece en el despacho del juez por más de cuatro meses, el llamante se verá en serias dificultades para lograr oportunamente la notificación personal del llamado, en especial cuando deba emplazarlo públicamente (CGP, arts. 108 y 293).

Ahora bien, si el llamado ya viene actuando en el proceso luce innecesario notificarlo personalmente y por lo tanto no hay razón para que el trámite deba detenerse. Así, si el llamado es el apoderado judicial o el representante legal de una de las partes iniciales, el auto que admita el llamamiento se le debe notificar por estado (CGP, art. 295), lo cual no implica derroche de actividad ni de tiempo.

Llamamiento en garantía en la Ley 14737 de 2011.

“(…) Artículo 225. Llamamiento en garantía. Quien afirme tener derecho legal o contractual de exigir a un tercero la reparación integral del perjuicio que llegare a sufrir, o el reembolso total o parcial del pago que tuviere que hacer como resultado de la sentencia, podrá pedir la citación de aquel, para que en el mismo proceso se resuelva sobre tal relación.

El llamado, dentro del término de que disponga para responder el llamamiento que será de quince (15) días, podrá, a su vez, pedir la citación de un tercero en la misma forma que el demandante o el demandado.

El escrito de llamamiento deberá contener los siguientes requisitos:

  1. El nombre del llamado y el de su representante si aquel no puede comparecer por sí al proceso.
  2. La indicación del domicilio del llamado, o en su defecto, de su residencia, y la de su habitación u oficina y los de su representante, según fuere el caso, o la manifestación de que se ignoran, lo último bajo juramento, que se entiende prestado por la sola presentación del escrito.
  3. Los hechos en que se basa el llamamiento y los fundamentos de derecho que se invoquen.
  4. La dirección de la oficina o habitación donde quien hace el llamamiento y su apoderado recibirán notificaciones personales.

El llamamiento en garantía con fines de repetición se regirá por las normas de la Ley 678 de 2001 o por aquellas que la reformen o adicionen (…)”.

Remisión normativa del CPACA a al procedimiento civil

“(… )Artículo 227. Trámite y alcances de la intervención de terceros. En lo no regulado en este Código sobre la intervención de terceros se aplicarán las normas del Código de Procedimiento Civil. (…)”.

El llamamiento en garantía en el Código de Procedimiento Civil.

“Artículo 57.-  Quien tenga derecho legal o contractual de exigir de un tercero la indemnización de un perjuicio que llegare a sufrir, o el reembolso total o parcial del pago que tuviere que hacer como resultado de la sentencia, podrá pedir la citación de aquél, para que en el mismo proceso se resuelva sobre tal relación.  El llamamiento en garantía se sujetará a lo dispuesto en los dos artículos anteriores.”

 Definición del llamamiento en garantía en el Código General del Proceso, Ley 1564 de 2012 (Julio 12).

“(…) Artículo 64. Llamamiento en garantía.

Quien afirme tener derecho legal o contractual a exigir de otro la indemnización del perjuicio que llegare a sufrir o el reembolso total o parcial del pago que tuviere que hacer como resultado de la sentencia que se dicte en el proceso que promueva o se le promueva, o quien de acuerdo con la ley sustancial tenga derecho al saneamiento por evicción, podrá pedir, en la demanda o dentro del término para contestarla, que en el mismo proceso se resuelva sobre tal relación (…)”.

Tramite del llamamiento en garantía. Ley 1564 de 2012 (Julio 12) Por medio de la cual se expide el Código General del Proceso y se dictan otras disposiciones.

“(…) Artículo 66. Trámite.

Si el juez halla procedente el llamamiento, ordenará notificar personalmente al convocado y correrle traslado del escrito por el término de la demanda inicial. Si la notificación no se logra dentro de los seis (6) meses siguientes, el llamamiento será ineficaz. La misma regla se aplicará en el caso contemplado en el inciso segundo del artículo anterior.

El llamado en garantía podrá contestar en un solo escrito la demanda y el llamamiento, y solicitar las pruebas que pretenda hacer valer.

En la sentencia se resolverá, cuando fuere pertinente, sobre la relación sustancial aducida y acerca de las indemnizaciones o restituciones a cargo del llamado en garantía.

Parágrafo.

No será necesario notificar personalmente el auto que admite el llamamiento cuando el llamado actúe en el proceso como parte o como representante de alguna de las partes (…)”.

Finalmente se tiene entonces que el llamamiento en garantía a pesar que desde el artículo 227 se haga remisión normativa a lo establecido en el Código de Procedimiento Civil y entendiendo que a la fecha de publicación del CPACA no estaba aún vigente el Código General del Proceso – CGP, es menester recordar que con la entrada en vigencia de esta última codificación, la aplicación del llamado en garantía se surtirá en los procesos contenciosos de acuerdo a lo establecido en el artículo 66 del CGP, presupuestos que determinan que el termino de 6 meses para notificar es preclusivo, tal y como se estudiara en la publicación anterior (ver aquí), salvo que de ser tenido como ineficaz el llamamiento en garantía.

By: anfequisa, algunos apartes tomados de: Miguel Enrique Rojas Gómez. “Los apoderados judiciales y la metamorfosis del concepto de tercero”, imagen via:  Mind42

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*