Lo que debes saber:

Puede un trabajador asalariado teletrabajar?

Sea lo primero manifestar que el teletrabajo es una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y la comunicación – TIC para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio específico de trabajo[1].

En ese orden, debe precisarse que no todo empleo que se desarrolle desde la casa de forma dependiente implica en estricto sentido el ejercicio de teletrabajo, pues para entenderse el ejercicio del mismo, tal actividad debe ceñirse a lo dispuesto en la Ley 1221 de 2008 y el Decreto 884 de 2012, normas que entre otros aspectos importantes a resaltar en el caso concreto establecen:

  1. El ejercicio del Teletrabajo debe de alguna manera estar contenido en la vinculación laboral, y reglamento de trabajo para de esta forma tenerse precisión e indubitablemente determinar con exactitud entre otros aspectos:
  • Las condiciones de servicio, los medios tecnológicos y de ambiente requeridos y la forma de ejecutar el mismo en condiciones de tiempo y si es posible de espacio.
  • Determinar los días y los horarios en que el teletrabajador realizará sus actividades para efectos de delimitar la responsabilidad en caso de accidente de trabajo y evitar el desconocimiento de la jornada máxima legal.
  • Definir las responsabilidades en cuanto a la custodia de los elementos de trabajo y fijar el procedimiento de la entrega por parte del teletrabajador al momento de finalizar la modalidad de teletrabajo.
  • Las medidas de seguridad informática que debe conocer y cumplir el teletrabajador[2]. (subrayas y negrillas fuera del texto original).
  • Y en si el cumplimiento de lo preceptuado en los artículos del 3 al 11 del Decreto 884 De 2012

En ese mismo sentido no debe pasarse por alto lo establecido en el artículo 6 de la Ley 1221 de 2008, norma que en lo referente a las garantías de los teletrabajadores establece:

“(…) ARTÍCULO 6o. GARANTÍAS LABORALES, SINDICALES Y DE SEGURIDAD SOCIAL PARA LOS TELETRABAJADORES.

A los teletrabajadores, dada la naturaleza especial de sus labores no les serán aplicables las disposiciones sobre jornada de trabajo, horas extraordinarias y trabajo nocturno. No obstante, la anterior, el Ministerio de la Protección Social deberá adelantar una vigilancia especial para garantizar que los teletrabajadores no sean sometidos a excesivas cargas de trabajo (…)”. (subrayas y negrillas fuera del texto original).

Al respecto es importante destacar que el numeral 4 del artículo 6 de la Ley 1221 De 2008 expresa: “(…) 4. Una persona que tenga la condición de asalariado no se considerará teletrabajador por el mero hecho de realizar ocasionalmente su trabajo como asalariado en su domicilio o en lugar distinto de los locales de trabajo del empleador, en vez de realizarlo en su lugar de trabajo habitual[3] (…)”. (subrayas y negrillas fuera del texto original).

Ahora bien en reciente sentencia, estudiada en anterior publicación en este Blawg, la Corte Suprema de Justicia, Sala Laboral en sentencia del 5 de abril de 2017el al estudiar el caso de cuatro empleados de la ya extinta Empresa de Telecomunicaciones de Pereira, servidores públicos que les pidieron a sus jefes que se les pagara los salarios por haber estado disponibles en días festivos, domingos, y horas extras, en el día y en la noche, la máxima Corte de la jurisdicción ordinaria expreso: que “(…) el simple sometimiento del asalariado de estas (sic) a disponibilidad y atento al momento en que el empleador requiera de algún servicio, le da derecho a devengar una jornada suplementaria, así no sea llamado efectivamente a desarrollar alguna tarea, ello se afirma por cuanto no podía desarrollar actividad alguna de tipo personal o familiar, pues debía estar presto al llamado de su empleador y de atender algún inconveniente relacionado con los servicios prestados por la demandada (…)” (subrayas y negrillas fuera del texto original).

Por otra parte en lo que tiene que ver con la posible ocurrencia de un accidente laboral en el desarrollo de labores propias del empleo en la casa, es importante tener en cuenta lo contenido en el artículo 3 de la ley 1562 de 2012.

“(…) Artículo 3°. Accidente de trabajoEs accidente de trabajo todo suceso repentino que sobrevenga por causa o con ocasión del trabajo, y que produzca en el trabajador una lesión orgánica, una perturbación funcional o psiquiátrica, una invalidez o la muerte.

Es también accidente de trabajo aquel que se produce durante la ejecución de órdenes del empleador, o contratante durante la ejecución de una labor bajo su autoridad, aún fuera del lugar y horas de trabajo.

Igualmente se considera accidente de trabajo el que se produzca durante el traslado de los trabajadores o contratistas[4] desde su residencia a los lugares de trabajo o viceversa, cuando el transporte lo suministre el empleador.

También se considerará como accidente de trabajo el ocurrido durante el ejercicio de la función sindical, aunque el trabajador se encuentre en permiso sindical siempre que el accidente se produzca en cumplimiento de dicha función.

De igual forma se considera accidente de trabajo el que se produzca por la ejecución de actividades recreativas, deportivas o culturales, cuando se actúe por cuenta o en representación del empleador o de la empresa usuaria cuando se trate de trabajadores de empresas de servicios temporales que se encuentren en misión (…)”.

Con todo lo anterior debe tenerse en cuenta que el nivel de riesgo asegurado por la ARL para trabajos a realizar en la empresa o entidad puede no ser equivalente o mejor, es diferente al que se pude derivar del ejercicio del empleo en la casa, caso en cual se sugiere consultar tal circunstancia y/o cambio ante el Departamento Protección, Salud y Bienestar Laboral de la empresa o entidad, o ante la correspondiente ARL.

By: anfequisa, imagen vía: Insolex Colombia

[1] CONGRESO DE LA REPUBLICA. Ley 1221 De 2008. Por la cual se establecen normas para promover y regular el Teletrabajo y se dictan otras disposiciones. Diario Oficial No. 47.052 de 16 de julio de 2008

[2] Al respecto ver el artículo 3 del Decreto 884 De 2012

[3] CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. Sala Laboral. sl5584-2017 radicación n° 43641 acta no.12 Bogotá, D.C., cinco (5) de abril de dos mil diecisiete (2017).

[4] NOTA: El texto subrayado fue declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia C- 509 de 2014.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*