Lo que debes saber:

Audición los van van en la salsa el primer disco de los van van en el movimiento salsero.

Empezando por decir que las audiciones dada su dinámica e intención encarnan un método por medio del cual se puede conocer y profundizar las diversas apuestas musicales del mundo y sobre el particular, las más cercanas a nuestro plano, con esa intención, justamente el pasado sábado 11 de febrero se llevó a cabo uno de estos espacios en la Casa Latina de Gary, espacio íntimo en el que propios y extraños contándome, fuimos deleitados con la gran influencia de el tren de cuba, los Van Van de Cuba, espacio que magistralmente moderaron ACALIBRE, Wilmer Zambrano y Sergio Bastidas, reconocidos melómanos y coleccionistas que con majestuosidad y gran gusto precisaron acerca de la universalidad del grupo cubano y su enarbolada incidencia en la música afrolatina.

Con esto y más, el espacio virtual, la pequeña esquina de CALICULTURA se permite compartir la reseña realizada por Wilmer Zambrano, gestor cultural y melómano que generosamente facilitó tal lectura, que de alguna manera resume la importancia del mencionado y estandarte grupo cubano, los Van Van de cuba.

Reseña realizada por: Wilmer Zambrano, gestor del Blog Salsero: acalibre.blogspot.com.co

Ver programación de la Audición

Para mediados de la década de 1970 el movimiento salsero estaba en plena ebullición, la palabra SALSA ya era usada para identificar tanto la música latina tradicional (son, el guaguancó, la guaracha, etc.,) así como para señalar a esas nuevas sonoridades que surgían en el barrio latino de Nueva York y que empezaban a irrigarse y regarse por toda América. Esta fusión de todos los ritmos afrolatinocaribeños sumados al jazz, abrió una puerta valiosa para experimentar con nuevos arreglos y orquestaciones, sobre todo usando las viejas canciones cubanas que además de haber sido éxitos en el mundo latino no pagaban derechos de autor por el embargo a Cuba efectuado por los Estados Unidos.

Fue tan grande la demanda del público por estas nuevas sonoridades, que los compositores nativos del movimiento salsero no se daban abasto con sus plumas para atender a las bandas salseras con nuevas canciones, y aprovechando la permeabilidad del son, base primordial de la salsa, empezaron a buscar composiciones en géneros como el bossa nova y el rock, y dentro de las fisuras del embargo a Cuba también encontraron valiosas composiciones que llevaron al movimiento salsero, la mayoría de las veces sin mencionar a los autores, entre ellas algunas de Los Van Van.

El primer disco de LOS VAN VAN llevado al movimiento salsero podría pensarse que fue “el guararey de pastora” dado su éxito tanto en la interpretación de la banda de Juan Formell, como en la versión hecha por Ray Barretto para su producción titulada “Barretto” del año 1975 y titulada simplemente “Guararé”. Lo primero que hay que decir es que esta no es una composición de Juan Formell y que inicialmente fue atribuida a Pedro Speek, pero que en 1967 fue reconocida a Roberto Baute Sagarra, y segundo, que de todos modos en los créditos del elepé de Barretto aparece como Derechos Reservados. Se descarta entonces también la versión de “Guararé” de la orquesta Creación 75 que sería grabada en Miami en el año 1974, también sin reconocer los derechos de autor.

El otro éxito salsero indiscutible de los años 70s fue el disco que originalmente Juan Formell tituló “Y que se sepa” que saldría entre el año 1970 y 1972 en La Habana, y que el movimiento salsero se lo apropiaría y le pondría dos nombres diferentes. Ambas versiones salseras saldrían en el año 1974, una se llamaría “Que se sepa” y sería interpretada por la banda de Roberto Roena para el trabajo titulado “Apollo sound 6” con la vocalización de Tito Cruz; pero la que más sonó, y suena, fue la versión que haría el pianista y arreglista Javier Vasquez con su banda “Javier Vasquez y su salsa” y que titularía “síguelo” con la vocalización de Chito Galindo. Tanto en el álbum de Roberto Roena como en el álbum de Javier Vasquez aparecen los créditos del disco como derechos reservados, por lo que el movimiento salsero no dejaría impreso el nombre de Juan Formell para la historia de la salsa.

El primer trabajo musical del movimiento salsero que dejaría impreso el nombre de Juan Formell en su carátula, sería prensado en Miami en el año 1974; la producción llamada ONDA NUEVA sería realizada, por William Sánchez, quien sería músico fundador de LOS VAN VAN, pero que en la primera gira de la banda a Europa en mayo de 1970 se exiliaría en Francia, y a finales del mismo año llegaría a los Estados Unidos. En su trabajo bajo el sello Jaguar haría una versión de “aquí se enciende la candela” titulada simplemente “la Candela” donde aparecería en los créditos como autor: J. Formel. Esto un año antes de la versión de la Típica 73 que también le otorgó los créditos a Juan Formell.

By: Reseña realizada por: Wilmer Zambrano, gestor del Blog Salsero: acalibre.blogspot.com.co, imagen via: Auditorio Nacional del Sodre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*