Lo que debes saber:

Consejo de Estado señala las características del defectuoso funcionamiento de la administración de justicia

El Consejo de Estado en una causa que se adelantó en contra de la Fiscalía General de la Nación y la Rama Judicial, definió el defectuoso funcionamiento de la administración de justicia expresando:

“(…) En cuanto al defectuoso funcionamiento de la administración de justicia, habría que decir que éste, a diferencia del error judicial, se produce en las demás actuaciones judiciales necesarias para adelantar el proceso o la ejecución de las providencias judiciales.

Dentro de este concepto están comprendidas todas las acciones u omisiones constitutivas de falla, que se presenten con ocasión del ejercicio de la función de impartir justicia. Puede provenir no sólo de los funcionarios, sino también de los particulares investidos de facultades jurisdiccionales, de los empleados judiciales, de los agentes y de los auxiliares judiciales. Así también lo previó el legislador colombiano cuando dispuso que, fuera de los casos de error jurisdiccional y privación injusta de la libertad, “quien haya sufrido un daño antijurídico, a consecuencia de la función jurisdiccional tendrá derecho a obtener la consiguiente reparación (…)”[1].

Con todo lo anterior y teniendo en cuenta que la administración de justicia es una de las actividades estatales que mayor número de acciones en contra tiene, el máximo tribunal de la jurisdicción contenciosa señaló que las características de este tipo de responsabilidad estatal son:

“(…) El defectuoso funcionamiento de la administración de justicia presenta las siguientes características: (i) se predica de actuaciones u omisiones, diferentes a providencias judiciales, necesarias para adelantar un proceso; (ii) puede provenir de funcionarios judiciales y particulares que ejerzan facultades jurisdiccionales; (iii) debe existir un funcionamiento defectuoso o anormal, partiendo de la comparación de lo que debería ser un ejercicio adecuado de la función judicial; y (iv) se manifiesta de tres formas: la administración de justicia ha funcionado mal, no ha funcionado o funcionó tardíamente(…)[2]”.

De esta manera el Consejo de Estado sentó precedente judicial en cuanto a una de las formas más usuales de responsabilidad del estado, situación que a todas luces es de interés jurídico dados los recurrentes problemas que se tiene en esta rama del poder, aspectos estos que en muchas ocasiones están ligadas a la vetusta planta de personal de la que gozan los juzgados y los centros de servicios judiciales.

VER SENTENCIA: CONSEJO DE ESTADO. SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCIÓN TERCERA – SUBSECCIÓN B. Consejero Ponente: Danilo Rojas Betancourth. Expediente: 34548 Radicación: 250002315000200302207 01

By: anfequisa, sentencia tomada de legis.com, imagen vía: liderapia.wordpress.com

[1] Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, sentencia de 16 de febrero de 2006, exp. 14307, C.P. Ramiro Saavedra Becerra.

[2] Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, sentencia de 12 de febrero de 2014, exp. 28857, C.P. Olga Valle de De La Hoz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*